La discoteca estaba llena de despedidas de solteras

Mi historia comienza cuando me informaron de que me tocaba preparar la despedida de un amigo de mi grupo, y quise hacerle algo en plan que pasara no un mal rato pero si una experiencia extraña, y encontré una idea bastante original que resulto ser espectacular por las circunstancias que se dieron.

Contraté un servicio de preparación de fiestas y me ofrecieron un fin de semana en una hermosa localidad de Madrid con cena, alojamiento y espectáculos por un precio que me pareció súper económico, además ellos también me dieron la idea de lo que le podíamos hacer al novio.
La experiencia fue que por la tarde un chofer vino a recogerlo y sin decirle nada de lo que le esperaba, lo monto en un elegante coche y se lo llevó a hacer un circuito de spa con tratamientos de belleza de lo mas femenino, a continuación le llevaron a un centro de estética para hacerle todo tipo de maravillas como depilación con cera, manicura, peluquería fashion y demás cosas que, a un tipo tan chapado a la antigua como nuestro colega no le hicieron disfrutar mucho, pero lo que más le gustó fue el disfraz de Elvis que les dije a los organizadores que le obligaran a ponerse cuando terminara de tan maravillosa experiencia, y por lo que se ve, se acordó de nosotros bastante, pero de eso se trataba je, je.

DISCOTECA PARA DESPEDIDAS

Y aquí viene lo bueno, nos comentaron que nuestro alojamiento era un hotel en donde cada fin de semana se juntaban varios grupos de chicas haciendo una animación que tenía mucho éxito entre las despedidas de soltera, se trataba de ir disfrazados por las calles, haciendo una gynkana y parando en bares de tapas a tomar cañas y sangrías, así que lo vi claro, mientras él sufría con la depilación, nosotros lo pasamos a tope con cuarenta chicas por las calles liándola, cantando y haciendo juegos, y el lugar de llegada era el mismo hotel donde estábamos instalados en el que había un enorme salón decorado como una discoteca donde nos esperaba una cena increíble con un concurso de canciones.

DISCOTECA PARA DESPEDIDAS

Y como todo sacrificio obtiene su recompensa y al fin y al cabo era su despedida y tenía que pasárselo bien también, no os podéis imaginar la cara que se le quedo cuando el chofer le abrió la puerta de la discoteca en la que lo esperábamos para cenar, y se encontró con que estaba llena de despedidas de soltera, que cuando lo vieron disfrazado de el rey del rock se pusieron a gritar y se abalanzaron sobre él cómo autenticas fans, se puede decir que fue la mejor fiesta de su vida, una noche que no olvidará pues vivió una experiencia que más de uno quisiera en su despedida de soltero, estar con todos tus amigos de fiesta y rodeado de chicas que también están de despedida, que más se puede pedir.
La única pega es que ahora me quieren hacer el preparador oficial de despedidas porque sorpresas como esta son difíciles de superar, pero yo ya he cumplido y lo mejor de todo, con éxito total.

5 / 5 stars     
WhatsApp chat Pregúntanos