Disfrutando de un día de actividades multiaventura en Madrid

Nunca había vivido una experiencia tan grata, emocionante y tan llena de diversión como la que tuve cuando me invitaron a la despedida del novio de mi hermana, sus amigos le habían preparado un gran día en el que disfrutamos de un montón de actividades de multiaventura en la misma comunidad de Madrid.

Todo dio comienzo un sábado por la mañana muy primaveral con un sol esplendido, nos fuimos a las afueras  de la ciudad y llegamos a unas instalaciones en un enclave de lo más natural donde nos esperaban unos monitores para hacer una ruta en quad, nos enseñaron como manejarse con ellas y enseguida estábamos ya rulando por unos parajes increíbles, fue una gozada sentir la potencia de estas motos con cada acelerón, y el trayecto fue de lo más emocionante, con el añadido de que nuestro lugar de destino fue una finca espectacular donde nos esperaban las siguientes actividades y aventuras.

Llegamos allí al medio día y nos sentamos a tomar algo en la terraza del bar y así retomar fuerzas para lo que nos esperaba para antes de la comida, y es que la finca tenía su propia plaza de toros y allí nos prepararon una capea con unas vaquillas de lo mas bravas y corretonas para seguir con los subidones de adrenalina, estuvo genial porque había monitores y animadores preparando juegos en el ruedo con los que nos atrevimos todos y además nos prepararon un aperitivo típical spanish, como lo llamaban allí, y nos estuvieron ofreciendo rebujito durante toda la capea.

Actividades multiaventura en Madrid

A la hora de comer nos habían preparado una mesa en los jardines de las instalaciones y nos sorprendieron con una comida campera de paella y barbacoa en la que nos pusimos las botas y en la que pudimos beber toda la cerveza, la sangría y los refrescos que quisimos.

Y para los que no teníamos ganas de parar ni echar la siesta, los monitores tenían preparadas geniales actividades para antes de las batallas de paintball que esperaban más tarde y a las que nadie iba a faltar,  montaron un futbolín humano en el que nos enfrentamos a otros grupos de chicos y chicas, que estaban de despedida,  en un partido divertidísimo en el que éramos auténticos muñecos sujetos como los de el clásico juego de los bares, también tuve la oportunidad de subir en un toro mecánico, cosa que nunca antes había hecho, en un campeonato que montaron como los de los rodeos, al más puro estilo americano, y aunque había muchas más yo me decidí por participar en el concurso de tiro con arco para ir afinando la puntería antes de la batalla que se avecinaba.

Actividades multiaventura en Madrid

Y llego la hora de la aventura final, nos pusimos todo un equipo de lo más completo que nos facilitaron allí y después de hacer los equipos nos enfrentamos en la que fue, al menos para mí, la actividad más emocionante y divertida que había hecho nunca, planeando estrategias, sorprendiendo al enemigo con emboscadas, de verdad que fue genial, la mejor forma de completar un día de emociones fuertes y sobre todo en el que nos reímos un montón.

SOLICITUD DE INFORMACIÓN

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Asunto

Tu Mensaje

5 / 5 stars     
WhatsApp chat Pregúntanos